• 繁體中文EnglishFrançaisDeutschItaliano日本語PortuguêsРусскийEspañol

¿Es posible un tsunami en Venezuela? hoy se realizó Simulacro

Las olas tsunami o cualquier modificación temporal de un cuerpo de agua asociada a un evento sísmico, son fenómenos geológicos poco conocidos en Venezuela. Se puede señalar que tal desconocimiento es teórico e histórico; es decir, en líneas generales se desconoce qué son, cómo se comportan y cuáles han sido los fenómenos –ya sean de origen local o regional- que han afectado las costas venezolanas. No obstante, la documentación compilada al respecto ofrece descripciones que permiten señalar la posible ocurrencia de tsunamis en Venezuela. En este sentido, el propósito de este artículo es analizar la documentación referida a todos aquellos fenómenos ocurridos en las costas venezolanas que generaron variaciones temporales sustanciales de cualquier cuerpo de agua asociado a un evento sísmico. Los resultados obtenidos muestran que las olas tsunami han afectado las costas venezolanas a lo largo de su historia sísmica, y con una frecuencia probablemente mayor a la pensada popularmente, en especial para las costas orientales del país, donde ha habido una particular concentración de testimonios presenciales que describen acertadamente un tsunami (1530, 1853, 1900 y 1929).

En  febrero del año 2015 el secretario de Ambiente del estado Zulia, Lenín Cardozo, desde la óptica científica, expuso diversos tópicos sobre los tsunamis y la posibilidad de que ese fenómeno natural puede ocurrir en Zulia.  Los tsunamis son considerados amenazas oceanográficas y son definidos como una serie de olas creadas cuando grandes masas de aguas son rápidamente desplazadas por terremotos, derrumbes superficiales o submarinos, erupciones volcánicas, explosiones submarinas (se mueve o tiembla la tierra en el fondo del mar u océano), armas nucleares e impactos de asteroides de considerable tamaño. Estas olas se amplifican al llegar a aguas someras o poco profundas, pudiendo generar daños considerables.  De manera general, el término tsunami proviene de dos palabras japonesas: Tsu significa “puerto” y nami significa “ola”.

Cuando la ola entra en aguas poco profundas, se ralentiza y aumenta su amplitud (altura).

Cuando un temblor desliza tierra bajo el mar, el agua de la superficie sube y se convierte en una joroba. Esta oleada empieza a avanzar por la superficie. Después de avanzar por mucho tiempo, la oleada por fin llega a la costa y choca contra la tierra. Una ola tsunami puede medir en alta mar 1 m y a medida que se acerca a la costa puede medir entre 7 metros a 33 metros de alto y la ola longitudes de 10 km. Estas olas gigantescas pueden llegar a las costas con un mínimo o ningún aviso sino existe un monitoreo del fenómeno.

 

Animación de un tsunami.

Hoy día, los científicos pueden determinar con más frecuencia cuándo un tsunami se está formando. Utilizan el sismógrafo, que los ayuda a encontrar terremotos bajo el mar. Además, las fotos e imágenes tomadas desde aviones y satélites espaciales muestran las olas de los océanos. Los científicos pueden enviar avisos preventivos a ciudades costaneras cuando tienes registros de que una ola gigantesca está avanzando.

En Venezuela se han reportado tsunamis desde 1.498 hasta 1.997, en algunos casos con desastres naturales. Teniendo consecuencias en las costas que dan al Mar Caribe. Atendiendo al contexto histórico, es latente la amenaza de tsunami por deslave submarino en Trinidad, por erupción de volcán submarino en Grenada y desplazamiento de fallas geológicas que originen sismos de gran magnitud en el Caribe que pueden tener repercusiones en las costas venezolanas.

Fotomontaje de un tsunami en Maracaibo. Juan Camacaro (NAD)

El Zulia tiene una hoya hidrográfica representada por el Lago de Maracaibo y al norte el Golfo de Venezuela formando una masa de agua que se conecta con el mar Caribe y ésta al océano Atlántico. Tomando en consideración estas masas de aguas, pudiera señalarse que un tsunami producido por un sismo mayor a 8,5 en la Escala de Richter en una zona del Caribe, podría estar en el grupo de amenazas naturales identificadas en el área marino costero de Venezuela, teniendo impacto en el área social, económica y ambiental.

La posibilidad de que ocurra un fenómeno de esta naturaleza es baja de acuerdo a la documentación histórica. Sin embargo dentro del lago se han registrados olas de 3 y 4 metros producidas por tempestades, teniendo consecuencias en las líneas de costas pobladas, embarcaciones o en los puertos que se localizan en las riberas de nuestra región.

Desde el punto de vista de la prevención de riesgos naturales, las autoridades regionales mantienen planes y programas a fin de promover estudios para determinar las distribuciones espaciales, la intensidad y frecuencias de ocurrencias de los distintos fenómenos considerados como amenazas, su compresión y posible predicción, a fin de poder estructurar los análisis de riesgo y sistemas de alerta temprana, mediante los cuales se pueden minimizar los impactos que estos fenómenos puedan ocasionar en las personas, los bienes y el ambiente.

Animación del maremoto

Investigaciones realizadas por expertos de Funvisis sobre antecedentes históricos de tsunamis en el país específicamente  sobre el tsunami ocurrido el 29 de octubre de 1900, movimiento telúrico que originó grandes olas y es conocido como el sismo de San Narciso.

Alejandra Leal, antropóloga del departamento de Ciencias de la Tierra de Funvisis, fue la encargada de mostrar los documentos históricos a los representantes de la Protección Civil del estado Miranda y del Viceministerio de Gestión de Riesgo y Protección Civil en el año 2015.

En este sentido, la antropóloga, a través de documentos expuestos, describió la ocurrencia de un tsunami con consecuencias severas para la época como inundaciones, que afectaron a la población costera del litoral de Barlovento y el estado Anzoátegui.

Funvisis, en miras de seguir impulsando la Prevención Sísmica en Venezuela propuso continuar una serie de seminarios técnicos a los diferentes representantes del Viceministerio para la Gestión de Riesgo, con el fin de divulgar la historia de los tsunamis acaecidos en Venezuela en los años 1530, 1853, 1900 y 1929.

Por tal motivo este martes, funcionarios de seguridad del Estado participaron en el Simulacro Nacional Tsunami Wave 2017, que se llevó a cabo en varias entidades del país, con el propósito de evaluar las capacidades de respuesta de las comunidades y de los organismos de resguardo ante una alerta de este fenómeno natural.

Desde la sede del Centro de Comando, Control y Comunicaciones VEN 911 de La California, en Caracas, la viceministra para la Gestión de Riesgo y Protección Civil, Rosaura Navas, indicó que este permitió conocer la actuación de instituciones educativas y empresas, como la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), de presentarse un tsunami.

“Esto permitió fortalecer la coordinación y colaboración entre los organismos que conforman el sistema de protección en el país”, señaló la viceministra, citada en nota de prensa del Ministerio para Relaciones Interiores, Justicia y Paz (MPPRIJP) .

A las 10:00 de la mañana se recibió de manera hipotética una señal de alerta ocasionada por un sismo de magnitud de 8,5 ocurrido en el Caribe, lo que traería como consecuencia un oleaje de 2,5 metros de alturas que afectaría las zonas costeras del territorio nacional, indica el MPPRIJP.

Dicho simulacro –que se efectuó de manera conjunta en 12 estados, ocho costeros y dos andinos– es el sexto que se realiza en territorio venezolano, debido a su importancia en materia de prevención. En la actividad participaron 5.910 funcionarios y unas 122.458 personas.

Resaltan como organismos de seguridad participantes: Protección Civil, Bomberos, el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inameh), la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), efectivos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) y de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

El Simulacro Nacional Tsunami Wave 2017 es un ejercicio internacional promovido por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés), que se desarrolla anualmente para que los países coloquen a prueba de manera regular sus mecanismos nacionales de comunicación, difusión, preparación y respuesta de las instituciones y comunidades costeras en caso de un tsunami.

¿Qué es un tsunami y cómo se origina?

¿QUÉ HACER EN CASO DE TSUNAMI?

Lo primero es saber reconocer las señales de que se acerca un tsunami. Principalmente son tres:

  1. Si están en la playa y ven como el agua retrocede de la línea de costa. Es decir, si ven que el agua desaparece de manera anormal.
  2. Cuando estás cerca del mar y sientes un terremoto que sea lo suficientemente fuerte como para tirar a las personas al suelo o que dure más largo de 20 segundos.
  3. Sentir un gran rugido del mar.    En estos tres casos la recomendación principal es: alejarse del oceáno y subirse a una zona alta, idealmente a 100 pies sobre el nivel del mar (unos 30 metros). Es decir, como la altura de un edificio de 10 plantas.    La segunda recomendación, aunque evidente para muchos, es que si escuchan que existe una alerta de tsunami, nunca vayan a la costa a observarlo.    En estos videos se explica qué es un tsunami, cómo se origina y qué medidas hay que tomar en caso de que ocurra.

Facebook Comments

Deja un comentario