• 繁體中文EnglishFrançaisDeutschItaliano日本語PortuguêsРусскийEspañol

Iglesia Adventista de México aún conmovida por el fatal terremoto

Una persona afectada en Tonala, Chiapas, señala los daños en su hogar afectado por el sismo de 8,2 grados que azotó la región costera sur de México el 7 de septiembre de 2017. Unos siete mil miembros se vieron afectados por el sismo que provocó la muerte de decenas de personas, incluidos cuatro miembros de iglesia de la región. Imagen de Daniel Guzmán/Unión Mexicana de Chiapas

12 de septiembre de 2017 | Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México | Libna Stevens/DIA

Los adventistas de México aún están conmocionados después de la destrucción masiva causada por un terremoto de 8,2 grados, que azotó la costa sur de México en la noche del 7 de septiembre, provocando la muerte de decenas de personas, arrasando hogares y edificios, y dejando a miles de personas sin hogar.

Se ha informado que ha sido el sismo más fuerte en azotar a México en un siglo. El epicentro se ubicó cerca de los estados de Chiapas y Oaxaca, pero se sintió hasta en Ciudad de México.

Los principales líderes de la iglesia en las regiones afectadas informaron la muerte de cuatro miembros y que muchos más fueron hospitalizados.

Región de Chiapas

“Impresiona ver tanta destrucción”, dijo el pastor Ignacio Navarro, presidente de la Iglesia Adventista en Chiapas, durante un diálogo telefónico. “Hay tantas personas sin hogar y necesitadas”.

Muchos de los necesitados incluyen a unos siete mil miembros de iglesia de toda Chiapas, cuyos hogares fueron destruidos o dañados severamente por el sismo, dijo Navarro.

Parientes lloran junto al ataúd de Alejandro Arreola Pineda, uno de dos miembros de iglesia que falleció durante el terremoto la semana pasada. El funeral se llevó a cabo en la iglesia adventista de Huizachal 2, en Huizachal, Chiapas, el 9 de septiembre. Imagen de Ignacio Navarro

Navarro comenzó a recorrer las comunidades afectadas de Paredón, Tonala y Pijijiapán, entre otras, el 8 de septiembre. Después de cuatro días y de viajar más de 2500 kilómetros, Navarro aún está conmocionado por todo lo que vio.

Navarro consoló a los familiares de Alejandro Arreola Pineda, uno de dos miembros de iglesia de Chiapas que fallecieron por las heridas sufridas durante el sismo. El pastor, que el sábado 9 de septiembre dirigió el funeral en la iglesia adventista de Huizachal 2, en Huizachal, habló de la fidelidad de Arreola. “Arreola se despertó por el terremoto y se arrodilló a orar, fue golpeado por una pared y jamás se levantó después de ser llevado al hospital”, dijo Navarro. “Sabemos que confiaba en el Señor”.

Esa fe y confianza en el Señor es lo que ha resultado emocionante ver, dijo Navarro. “Es maravilloso ver la fortaleza de nuestros miembros de iglesia, que se aferran a su fe en Dios aun cuando han perdido sus hogares”, dijo.

La iglesia está brindando agua, alimentos, mantas y prendas de vestir a las familias de la iglesia y sus vecinos afectados por la catástrofe, dijo Navarro. Los administradores de la iglesia, los directores de departamentos y los ministros de las asociaciones y misiones de Chiapas monitorizarán de cerca cuáles son sus necesidades inmediatas y les brindarán apoyo espiritual. Navarro también dijo que el plan es brindar planchas de metal para los hogares de los miembros que necesitan reparar sus techos, además de cemente para reconstruir las paredes de sus hogares.

Ruperto Enriquez, un miembro de iglesia en  Tonala, Chiapas, se para en frente de su casa destruida.  Imagen por Daniel Guzman/Union Mexicana de Chiapas

Hay cincuenta iglesias destruidas y cerradas debido a que no son seguras, según Navarro. “Nuestros miembros seguirán reuniéndose en grupos pequeños hasta que las iglesias puedan ser reconstruidas o restauradas”, dijo Navarro.

La Escuela Adventista 5 de Mayo en Tuxtla Gutiérrez sufrió daños extensos en la estructura de su tercer piso y seguirá cerrada hasta que los 450 estudiantes de niveles primario y secundario puedan asistir nuevamente con seguridad.

Navarro pidió a los miembros de iglesia que no pierdan la esperanza durante esos momentos difíciles, y que se preparen para momentos aún más difíciles antes del regreso de Cristo.

“Nuestras iglesias de todo Chiapas han estado recolectando alimentos y prendas de vestir para distribuir entre las personas afectadas en las zonas más afectadas de nuestro territorio, como así también a nuestros vecinos afectados por el terremoto en el estado de Oaxaca”, dijo Navarro.

Región Interocéanica Mexicana

ADRA México y líderes locales recorren la zona afectada en Ixtaltepec, Oaxaca. Imagen de ADRA México

“Nos entristece la muerte de dos de nuestros miembros en Oaxaca”, dijo el pastor Moisés Reyna, presidente de la iglesia en la Unión Interoceánica Mexicana. Muchos miembros aún se están recuperando de sus heridas en hospitales, añadió.

Reyna informó que hay 127 familias de la iglesia cuyos hogares fueron destruidos o sufrieron daños parciales. “Muchos están durmiendo al aire libre, y otros están alojados en refugios”, dijo.

La iglesia ha activado fondos de emergencia para instalar cuatro estaciones en las comunidades afectadas, donde servirán platos de comida todos los días a los miembros de iglesia y sus vecinos, dijo Reyna. Las iglesias adventistas están recolectando artículos para distribuir canastos de alimentos para ayudar también a los miembros y sus vecindarios, explicó.

“Estamos haciendo todo lo posible para ayudarlos durante estos grandes momentos de necesidad”, dijo Reyna. “Queremos que sepan que no están solos; Dios está con ellos y la familia de su iglesia en México y el mundo se interesa por cada uno de ellos”.

Reyna informó que la iglesia adventista Central de Sanatepec fue destruida, y que otras catorce sufrieron daños. Asimismo, los líderes están tratando de decidir dónde reubicar a los 260 estudiantes de la Escuela Adventista Benito Juárez, una escuela primaria y secundaria en Asunción Ixtaltepec, en Oaxaca, que fue destruida completamente por el sismo. “La escuela tendrá que ser demolida antes de que podamos construirla otra vez”.

Ayuda de ADRA México

Miembros de iglesia que hacen de voluntarios de ADRA clasifican alimentos para distribuir canastos de alimentos en Oaxaca esta semana. Imagen de ADRA México

La Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA) en México está trabajando con entidades locales, estatales y nacionales para distribuir artículos a 4250 casas en las zonas más afectadas de Chiapas y Oaxaca, dijo César Hernández, de ADRA México.

“Nuestros voluntarios han estado empacando canastos de alimentos que serán distribuidos en las municipalidades de Tonala, Arriaga y Cintalapa en Chiapas, y de Juchitán and Ixtaltepec en Oaxaca”, añadió Hernández.

“Familias como los Pérez Mendoza en Ixtaltepec, Oaxaca, quien durante dos minutos fueron testigos de cómo su casa era destruida por el terremoto, recibirán una ración para siete días de harina de maíz, arroz, pasta, avena, salsa de tomate, porotos frijoles, lentejas, azúcar, aceite y sal”, dijo Hernández.

David Poloche, director de ADRA Interamérica, ha estado supervisando los planes para ayudar a los afectados por el terremoto. “Conscientes de nuestra responsabilidad como iglesia, ADRA ha tomado acción inmediata para ayudar a cada una de las comunidades afectadas que están pasando necesidades”.

Gracias a fondos de ADRA Internacional, ADRA Interamérica y ADRA México, más de veinte mil personas de Chiapas y Oaxaca recibirán asistencia en las próximas semanas, añadió Poloche.

En Guatemala Occidental

Casa destruida en San Marcos, en Guatemala Occidental, después del terremoto que azotó la región. Imagen por cortesía de la Unión Guatemalteca.

En Guatemala Occidental, las comunidades en San Marcos, que tiene frontera con la costa meridional de México, también sintieron los efectos del terremoto. Más de veinte mil personas se vieron afectadas allí, según funcionarios de gobierno.

Ocho iglesias sufrieron daños y más de 114 casas de los miembros fueron destruidas o dañadas, según el pastor Gustavo Menéndez, director de comunicaciones de la Iglesia Adventista en Guatemala.

“Las oficinas de la asociación y la misión han unido esfuerzos para distribuir canastos de alimentos a las familias afectadas, y el departamento de Ministerios del Niño también está recolectando mantas para los jóvenes y sus familias”, dijo Menéndez.

ADRA Guatemala está planificando distribuir canastos de alimentos, prendas de vestir y mantas a las comunidades afectadas de San Marcos para fines de esta semana.

Si desea ayudar a las víctimas del terremoto del 7 de septiembre, puede ponerse en contacto con ADRA Interamérica AQUI

fuente: interamerica.org

Facebook Comments

Deja un comentario