• 繁體中文EnglishFrançaisDeutschItaliano日本語PortuguêsРусскийEspañol

Venezuela se prepara para la sequía por efecto del fenómeno “El Niño”

 

Captura de pantalla 2016-01-06 a la(s) 12.20.20

El presidente del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (INAMEH), José Gregorio Sottolano, informa al público en general que se deben tomar las medidas pertinentes que coadyuven a minimizar los impactos del clima en nuestro país, los cuales se han presentando en los últimos años, dejando como consecuencia que muchos de nuestros embalses ubicados al norte del territorio nacional (donde se ubica la mayor concentración de población) estén en situación crítica con respeto a sus niveles óptimos para poder afrontar un nuevo período seco.

“Si a esta situación, le añadimos que desde Agosto de 2015, la Organización Meteorológica Mundial (conocida por las siglas OMM en español), decretó la presencia de un nuevo episodio del fenómeno de “El Niño” (según los modelos de intensidad fuerte), que históricamente representa para Venezuela déficit de precipitación e incremento de las temperaturas, llegando a originar áreas con sequía, lo cual  podría acentuar más aún la situación crítica que están atravesando muchas de nuestras Cuencas que son el conducto de nuestros ríos y reservorios de aguas, que no sólo se utilizan para el abastecimiento, sino para el riego y generación  hidroeléctrica”, manifestó Sottolano.

Incremento de la temperatura

El titular del Inameh, reitera que en los últimos años se han registrado las temperatura más altas de la historia del planeta, lo cual está evidenciando el cambio climático.
Hemos pasado desde el año 2013 (junto con el año 1997), catalogado como el sexto año más caliente, según los registros que tiene a la OMM, como el más caluroso de ese período histórico, al igual que el 2014.

A esta situación, le debemos añadir que según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA por sus siglas en inglés), es muy probable que el 2015 se convierta en el año más caliente del planeta en el período histórico de la OMM, es importante destacar que los expertos pronostican que este año continúen incrementando las temperaturas.

“Esta situación nos debe llamar a la reflexión, es importante incrementar todas las medidas que estén a nuestro alcance para adaptarnos a estos cambios que de alguna u otra manera van a alterar el comportamiento de nuestras vidas en los años sucesivos”, indicó Sottolano.

Recomendaciones

El INAMEH, ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas (Minea), ha venido realizando un monitoreo constante de la situación del clima y el tiempo, en aras de informar y recomendar al pueblo venezolano las acciones necesarias para afrontar los efectos que el clima está ocasionando en Venezuela, recordando que no sólo es una tarea de los diferentes organismos del Estado, sino que también depende de todas las acciones que cada uno de los ciudadanos pueda realizar, con el objetivo de garantizar un uso adecuado y eficiente del recurso agua y eléctrico, desde sus hogares y sitios de trabajo.

Así mismo, el INAMEH brinda apoyo eficaz y oportuno que coadyuva para la toma de decisiones del Gobierno Nacional, a través de los diferentes productos y servicios que aquí se realizan.

Para ello, el Instituto trabaja mancomunadamente con los sectores estratégicos de la Nación, (según así lo reconoce la OMM), los cuales son: agricultura, salud, riesgo, agua, sector energético, entre otros.

Prensa INAMEH

 

Conozca los efectos del fenómeno “El Niño” sobre Venezuela

El presidente del INAMEH, José Gregorio Sottolano, informa que “para medir el impacto del fenómeno ‘El Niño’ 2015-2016 sobre Venezuela, es necesario esperar que termine el evento. Actualmente, lo que acentúa en mayor grado los impactos de ‘El Niño’, es que venimos de años anteriores con déficit de precipitaciones”.

El titular del Inameh, ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para el Ecosocialismo y Aguas (Minea), que preside Guillermo Barreto, afirma que los modelos indican que “El Niño” 2015-2016 será de categoría fuerte. Históricamente, en los años 1972-1974 a nivel mundial se sufrió una sequía centenaria; en 1982-1983 el impacto en Venezuela fue débil; para el período 1997-1998 las consecuencias registradas en nuestro país fueron muy fuertes, el mismo efecto se registró en 2009, 2010.

Es importante resaltar que “El Niño” trae como consecuencia para Venezuela déficit de precipitaciones y el incremento de las temperaturas, lo cual se pudo apreciar en los últimos meses. Sottolano anuncia que según los modelos, se espera para el mes de Enero continúe este patrón.

Entre Enero y Febrero se podrían generar focos de incendios forestales de manera temprana, como otra consecuencia de “El Niño, informa el servidor público.

El Inameh se encuentra monitoreando constantemente el Océano Atlántico, donde se registra una Alta Presión que se está apoderando del Mar Caribe, lo que significa buen tiempo con elevación de temperaturas para nuestro país.

Déficit de precipitaciones 2013- 2014- 2015

Sottolano resalta que históricamente Venezuela tiene dos períodos, uno seco y otro lluvioso, el primero comprende desde noviembre hasta inicio de abril, y la temporada de lluvias desde abril hasta inicio de noviembre, siendo los meses de abril y noviembre de transición, dependiendo de la cantidad de precipitación será el comportamiento de estos meses (lluviosos o secos).

“Desde el año 2013, Venezuela se ha visto afectada por un evento de sequía meteorológica que no está relacionado con el fenómeno ‘El Niño’, el cual se registró desde mediados de 2013 hasta el 2014, afectando fuertemente los embalses Tulé, Manuelote y Tres Ríos que surten a Zulia; Barrancas, Matícora e Isiro que abastecen al estado Falcón; en el oriente del país se presentó problemas con el embalse de Turimiquire y Clavellinos”, agregó la máxima autoridad del Inameh.

Asimismo, los embalses de Lagartijo y Guri en las regiones central y sur respectivamente también se vieron afectados. Adicionalmente, otros embalses ubicados en los estados Carabobo y Guárico presentaron dificultades.

En 2015 no se registraron las precipitaciones óptimas para que los embalses mencionados recuperaran sus niveles, a esto se le suma que en agosto de ese año la Organización Meteorológica Mundial (OMM) decretara la presencia del fenómeno “El Niño”, el cual trae para Venezuela déficit de precipitaciones.

Finalmente, Sottolano manifiesta que el Inameh ha mantenido una campaña informativa constante a todos los organismos del Estado y la población en general, con respecto al déficit de precipitaciones en las temporadas de período seco y lluvioso de los últimos años. Asimismo, destacó que se deben tomar medidas en todos los embalses y optimizar la operación de los mismos, con el objetivo de garantizar el uso eficiente y racional del recurso hídrico para la población venezolana.

Facebook Comments

Deja un comentario